¡¡OJO!! Esta página es de uso personal y El Espacio de las Matrículas no se responsabiliza del contenido vertido en la misma.





Cuando se inició el sistema actual de matrículas españolas en septiembre de 2000, se empezó a pensar cómo hubiera seguido
el anterior sistema provincial en caso de que se agotaran las series disponibles en Madrid y Barcelona. La idea más factible
era la de comenzar, tras las matrículas M-9999-ZZ y B-9999-ZZ, con las tres letras pero manteniendo el distintivo provincial
(M-0000-BBB y B-0000-BBB):



No obstante, también existen otras propuestas útiles, como implantar un sistema de matriculación parecido al SIV francés. En
él podría aparecer la bandera de la provincia y su sigla correspondiente, o los dos primeros dígitos del código postal:





De cualquier modo, no debemos olvidar que el actual sistema se impuso para no reconocer la provincia en la que se
matriculó el vehículo, y así evitar problemas a la hora de venderlo a una ciudad diferente a la misma.

© 2022 - El Espacio de las Matrículas